Neko

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ReglamentoAmbientaciónRazas amosRazas pet/esclavosEmpleosFísicos ocupados Expedientes Afiliaciones
Hace años atrás, alrededor del 2500, un joven científico especializado en la genética estudiaba la evolución de los animales y la combinación de ADN. El quería mejorar la especie humana dándole las habilidades que un animal tendría, la agilidad de un felino, los sentidos desarrollados de un canino, la longevidad de una tortuga; todo eso, mas la inteligencia humana darían como resultado un nuevo estilo de vida, menos efímero y con menos preocupaciones. Un paraíso. Intento crearlo, una y otra vez, dando como primeros resultados la muerte de los sujetos experimentales y abominaciones; todas fueron ocultadas por el mismo. Hasta que lo encontró, la manera de que el ADN se juntara, la puerta a una nueva y mejor era, pero... Como esparcirlo por el mundo? Fácil, con algo que desafiara en todo lo que el creía, algo que desafiara a la ciencia, algo sobrenatural; El Demonio. Hizo un pacto con el demonio para que el esparciera el resultado de sus investigaciones por el mundo. Y así lo hizo. Todos los bebes que nacieron a partir de ese día tenían habilidades sobrenaturales...seguir leyendo
Rule Maker
Webmaster
Read the rulzPerfilMP
Ayato Sakama
Administrador
EsclavoPerfilMP
Ciel
Administrador
AmoPerfilMP
Aoba
Administrador
EsclavoPerfilMP
Últimos temas
» Bravely Tactics [Élite - Cambio de botón]
Miér Oct 11, 2017 2:00 pm por Invitado

» ~ El gato y el ratón | Priv. Reed
Sáb Oct 07, 2017 5:49 pm por Reed

» Why? [Kyou #9 y Shun #10]
Dom Oct 01, 2017 12:38 am por Kyou

» Ficha de Personaje [Kariya]
Vie Sep 29, 2017 5:17 pm por Ciel

» Blue Caos (Rol +18) [Afiliación Élite]
Mar Sep 26, 2017 7:09 am por Invitado

» Buscando buena compañía~
Dom Sep 17, 2017 12:25 am por Grey Dupont

» SE Busca!
Jue Sep 14, 2017 4:03 pm por Lancelot Du Lac

» ¿Qué escuchas en estos momentos?
Jue Sep 07, 2017 10:54 am por Kariya Masaki

» Confesionario
Jue Sep 07, 2017 10:51 am por Kariya Masaki

» Cuenta hasta 7 y Beso
Jue Sep 07, 2017 10:46 am por Kariya Masaki

» ¿Qué le harías al de arriba? [Juego]
Jue Sep 07, 2017 10:30 am por Kariya Masaki

» Ven tenemos dulces gratis! [Busqueda de Rol]
Miér Sep 06, 2017 11:43 pm por Kariya Masaki

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 34 el Sáb Jun 16, 2012 6:38 pm.

▂ ▃ ▅ ▆ █ Hermanos █ ▆ ▅ ▃ ▂

▂ ▃ ▅ ▆ █ Élite █ ▆ ▅ ▃ ▂
Determination (Undertale)Crear foroEast of EdenCrear foro

Skin hecho por Reed hecho exclusivamente para Shikaisen Paradise. La imágenes corresponden a sus respectivos artistas, sin embargo las ediciones pertenecen al staff del foro. Se agradece a los tutoriales dados por Savage Themes y su equipo de creadores. así como también los códigos ahí presentados. Shikaisen paradise es un foro original nacido de la mente del equipo de administración, cualquier plagio a este será visto como una ofensa a los derechos de autor y se tomarán las medidas pertinentes. Dí no a la copia.
Agradecemos a nuestro anterior webmaster, Kai, por habernos dejado el foro y poder seguir en el mundo que su mente pornosa creó.

Ashes (Priv. Rocinante)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Law el Vie Ene 27, 2017 4:13 am

Todos los que te sonríen,
no siempre son tus amigos.  
Por primera vez en mucho tiempo el silencio te irrita a un extremo insospechado. Mueves de vez en cuando tus temblorosas manos sobre las rodillas, una y otra vez en un intento por calmarte sin éxito alguno. Por alguna razón estas muy nervioso, no importa cuántas veces has pasado ya por esa rutina. Te incomoda demasiado, incluso puede que esta vez lo sea aún más por el cuidado con el que eres transportado. Tus ojos fueron vendados, ¿Cuándo sucedió eso en el pasado? Es extraño, pero concluyes que tan solo es para proteger “la mercancía”, no hay nada más allá de eso.

Los alrededores se mueven muy rápido, los fuertes sonidos de la ciudad golpean tus sensibles oídos sin piedad y sientes como tu corazón se retuerce y parece querer escapar por tu boca. Tus sentidos están demasiado despiertos en un impulso por percatar lo que no puedes ver, es demasiado agobiante, pero más allá de esa oleada de nueva información lo que logra relajarte por un rato es esa cálida sensación que de un momento a otro empieza a rozar tu piel…hacia mucho que no sentías el calor del sol. Lo demás lo ignoras, ignoras que de nuevo fuiste comprado porque pronto serás devuelto como siempre, tienes la plena certeza de que así será. De momento, lo que en realidad te pone nervioso es querer quedarte con esa efímera libertad y sufrir cuando la pierdas de nuevo.

Después de eso el camino es demasiado corto para tu gusto, o al menos así tienes la impresión. Quieres seguir sintiendo el sol, su calor y su apoyo, pero en cambio de eso solo sientes de nuevo el frio de las sombras cuando el auto se detiene bajo lo que probablemente es una construcción. Justo en el momento en que eres dirigido al interior de esa morada aprovechas para retomar esa máscara inmutable que siempre te caracteriza. Las sombras siempre han sido lo tuyo, sabes cómo tratarlas.

—"Demasiado silencio" —Piensas. Por extraño que parezca tu nuevo “amo” aún no se digna a dirigirte la palabra como los anteriores con sus discursos autoritarios y absolutos. No te quejas, lo mejor es que sea así, pero no puedes quedarte callado por mucho, tienes que hacer lo de siempre. Apenas y giras el par de orejas peludas que sobresalen de tu cabeza, pendiente de cualquier brusco movimiento mientras caminas.

—No me llevara mucho tiempo adaptarme. Ya pueden quitarme la estúpida venda y las jodidas esposas, no soy un maldito delincuente. —Te quejas con el tono más desdeñoso que puedes. No es tu costumbre insultar o mucho menos, usualmente eres muy callado, pero de aquella manera das a entender desde un principio lo poco que te importa caerle bien a tu amo.

De nuevo silencio.

Sabes lo que probablemente encontraras sin siquiera verlo, caminas torpemente y te acomodan sentándote en cualquier sitio sin particularidad. Suspiras relajándote cuando por fin hacen caso a tu petición, y conforme el silencio vuela acompañado de la tenue luz que va adaptando tus ojos, tus orejas se inclinan hacia atrás con un leve respingo. ¿Acaso estas delirando? Aquel tono de voz que te dirige una frase demasiado fuera de lugar te altera, pero conforme la claridad regresa tus ojos confirman lo que tu mente tanto se está esforzando por negar. Parpadeas medio atontado, a pesar de que en la estancia hay poca luz aún es demasiado a lo que estabas acostumbrado.

—Tú…—A penas y logras formular con la garganta seca.

No puedes creerlo, simplemente no puedes hacerlo, es demasiado para ti. Tu corazón late casi desbocado, tus ojos terminan por abrirse de par en par completamente dilatados y realmente no te das cuenta que tus manos se mueven por si solas cuando se ven libres...y su objetivo no es más que ese estúpido rostro distorsionado en una sonrisa.

La rabia era de esperarse.


#1e787a
avatar
Apodo : Ni siquiera se atrevan.
Amo : No recuerdo a ese idiota.
Pareja : No me hagan reir.
Ocupacion : Perder el tiempo, supongo.
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 18/12/2016
Ver perfil de usuario
Felino

Volver arriba Ir abajo

Re: Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Rocinante el Dom Feb 26, 2017 4:56 pm

Por fin estaban en su hogar una vez más, se sentia nervioso, muy expectante por las acciones que el contrario tendría al verle, pero tenía que afrontarlo, aquel dia cuando Law se separo de el en un momento de descuido no volvió a verle sin importar que tanto le busco en la plaza, casi 10 años para volver a encontrarle, ahora Law era todo un hombre mayor, en sus 20 y tantos,  que tanto había pasado por su culpa, pudo haber sido todo muy diferente en aquel momento. Sabía muy bien que Law probablemente le odiase por darle una vida en una jaula, estaba al tanto de que podría golpearle, insultarle y demás pero quería dejarle en claro a Law que deseaba arreglar ese error, viendo la forma de hacerle un ser vivo, alguien que pudiese sonreír como antes y claro tener  sus sueños cumplidos, al menos una parte del camino podría hacerlo.

Una vez retirar las vendas de los ojos de este espero a su reacción, se quedó parado frente a este esperando saber que seria lo que haría, estaba dispuesto a cargar con todo lo que el otro le pudiese decir y no podria estar mas deacuerdo con ellos. Se lo merecía y por ello no se defendería de lo que sea que el contrario deseas expresarle sobre lo que fueron esos casi 10 años.

_ Hola... Law_

Le dijo con una leve sonrisa en sus labios, verle allí frente a él, le hacia recordar cuando era un pequeño niño, que le seguía a todas partes una vez se ganó su confianza, una vez le devolvió la sonrisa al menor, jugaba continuamente con el, le enseñaba en casa, a mejorar su lectura y escritura, ya que desde niño le tenían como mascota este lo que quería era que Law tuviese educación y por ello estudiaba cosas para luego enseñarlas a este.

Aquellos momentos de su vida habían sido los mejores, ya que tenía una familia, alguien que se acercaba a él sin temor a su estatura y que le recibiría al llegar a casa con una sonrisa. Probablemente Law no sabia que algo como eso seria posible, el hacer  que el tuviese un apego.

_ Yo..._

<< Estoy feliz de ver que estas bien, te extrañe mucho. >> Queria decirle pero, esas palabras se quedaron en su garganta sin poder salir.



Rocinante

Rocinante:
Rocinante & Law
avatar
Apodo : Corazón // Cora-san
Esclavo : Lawcito(?)
Pet : Law~
Amo : Ese seria yo~
Ocupacion : Marine - Teniente
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 31/12/2016
Localización : En casa, cuidando de que Law no se pierda
Ver perfil de usuario http://shikaisen.forums.nom.es/t3430-cora-san-id#22767
Amo titán

Volver arriba Ir abajo

Re: Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Law el Vie Mar 10, 2017 4:37 pm

La mejor venganza,
Es la indiferencia.
El temblor se intensifica en tus hombros, aprietas los puños con fuerza a cada costado y no haces más que observar completamente en blanco aquel rostro que creías que jamás volverías a ver. ¿Acaso tantos años de rabia van a terminar así? ¿Te quedarás quieto y no vas a decirle nada? Hay tanto para desahogarte que no sabes por dónde empezar, así de simple. Hay tantos insultos acumulados por años en tu mente que no hay forma de escupirlos por el caos de emociones que eres. La verdad es que no esperabas tal oportunidad, es más, ni siquiera la querías.

Tan solo te da uno de esos ataques de ansiedad junto a esa opresión espantosa en el pecho.

Rápidamente apartas la mirada como si solo su presencia te quemará, parpadeas un par de veces para ajustar poco a poco la borrosa mirada y estudias el lugar donde estas en pleno silencio; no haces más que palidecer por la familiaridad que te genera cada mínima cosa…y recuerdas, recuerdas cuando eras un simple crio que corrías de un lado a otro con una sonrisa en la cara…y no quieres recordar nada.

De nuevo las heridas que creías que ya habían sanado se abren…aún no superas nada, y eso te asusta.

Odio, rechazo, incluso miedo. No quieres que vea nada de eso en alguien como tú, no quieres que sepa lo mucho que te hizo falta en esos diez años ni mucho menos que muy dentro de ti sientes una muy leve tranquilidad, aunque claro, el sentir eso solo hace enojarte más. No deberías ni siquiera pensarlo, es estúpido después de todo lo que has tenido que pasar, lo correcto es mostrar indiferencia, hacerle entender que ya no lo necesitas; puedes seguir como lo has hecho hasta ahora: solo.

Frunces el ceño y sueltas un largo suspiro logrando a duras penas contenerte; es complicado tragarse todos esos sentimientos cuando no quieres hacer más que golpearlo hasta cansarte. Miras esta vez hacia el suelo ocultando tus ojos con un par de mechones de cabello que caen hacia adelante y por fin te reconfortas con algo que no trae ningún recuerdo; tratas de relajarte aunque solo un poco con ese pequeño detalle, te aferras a eso... pero el escuchar el leve murmullo del rubio no hace más que alterarte, contrario a lo que buscabas.

—¿Yo qué? ¿Qué vas a decirme? ¿Acaso no quedaste contento con lo de aquella vez? ¿Por qué no me dejas en paz? —Dices subiendo el tono de voz con cada palabra dicha, casi gritas, sin embargo te controlas, no quieres demostrar nada más allá que indiferencia, no quieres mostrar ningún tipo de debilidad, no debes. Tan solo te permites congelar tu rostro en una expresión de lo más fría e inexpresiva.

—Quiero irme de aquí…no quiero estar aquí. —Concluyes estirando las piernas levantándote por fin. Desgraciadamente sabes con exactitud donde es la salida, no necesitas de un guía...y tampoco quieres respuestas que solo te lastimarán más. Es una lástima que no te dignes a hacer lo que planeaste alguna vez, pero de momento solo quieres largate. Ya habrá tiempo después para pensar las cosas.




#1e787a
avatar
Apodo : Ni siquiera se atrevan.
Amo : No recuerdo a ese idiota.
Pareja : No me hagan reir.
Ocupacion : Perder el tiempo, supongo.
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 18/12/2016
Ver perfil de usuario
Felino

Volver arriba Ir abajo

Re: Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Rocinante el Vie Mar 10, 2017 5:34 pm

Rocinante estaba callado mientras le observaba, temía que…. No más bien lo sabía, sabia mejor que nadie que Law seguramente le tenía mucho rencor… Por su torpeza aquella tarde en el mercado se había separado de Law, de aquella pequeña mano que siempre sujetaba la suya cuando ambos salían juntos, aquella hermosa sonrisa que le dedicaba siempre que estaba a su lado… Law había sido ese hijo que nunca pudo conseguir, un ser que se había vuelto tan importante para el como el aire. Una vez le perdió le busco por todos lados, lloro tanto por ser tan descuidado y sentirse impotente. Aquel pequeño niño no hacía mucho se había abierto hacia él, y podía jugar y sonreír a su lado, siempre viendo llamar la atención del titán para darle mimos y felicitarle.

Las palabras del otro mientras alzaba la voz se lo confirmaba, Law le odiaba por dejarle tener una vida tan horrible dentro de una jaula, pero en serio en todos esos años le busco como nunca en cada tienda y demás… No entendía cómo es que no pudo encontrarle hasta casi 10 años después.

_Law espera… yo, yo en serio lo siento mucho, todo este tiempo, no me detuve nunca, jamás paré de buscarte pero lamento que haya sido tan tarde… esta bien que me odies, fue mi culpa… no debí haber soltado tu mano en aquel momento... Yo en serio... en serio lo siento mucho _

Sus ojos se cristalizan, quería llorar, se sentía tan culpable por hacerle daño, le habia prometido ser su familia y nunca dejarle, estar allí siempre que tuviese una pesadilla y ayudarle por las noches a dormir, darle una mejor vida, estudiar y no ser una mascota como otros mantenían a aquellos sere, no, el solo deseaba darle aquello que obtendría si fuese libre y no alguien marcado con aquel "estigma" de un esclavo o mascota. Le vio dirigirse a la puerta y le detuvo tomando su muñeca con cuidado sin ejercer mucha fuerza.

_Hay normas de compras si sales ahora podrían llevarte de nuevo, se debe esperar 48 horas oh podrían regresar a la tienda Law._




Rocinante

Rocinante:
Rocinante & Law
avatar
Apodo : Corazón // Cora-san
Esclavo : Lawcito(?)
Pet : Law~
Amo : Ese seria yo~
Ocupacion : Marine - Teniente
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 31/12/2016
Localización : En casa, cuidando de que Law no se pierda
Ver perfil de usuario http://shikaisen.forums.nom.es/t3430-cora-san-id#22767
Amo titán

Volver arriba Ir abajo

Re: Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Law el Vie Mar 17, 2017 1:16 pm

Se es más sincero,
con la ira por delante.
Tus pasos son largos y rápidos, no quieres verlo ni mucho menos escuchar lo que te está diciendo, eso tan solo te altera…y no quieres eso. Estiras la mano como si con eso pudieras cortar la distancia hacia la puerta, tan solo es abrir y jalar para salir, tan solo eso; ni te das cuenta que te tropiezas un poco, realmente no te importa nada más, quieres correr pero te contienes.

Si esos miserables de la tienda vuelven de nuevo o aún andan rondando por ahí no sería una novedad, parece que ya se han acostumbrado con resignación a ese comportamiento tan estresante y tedioso que te cargas. Así es como has logrado estar más tiempo recluido en esa maldita tienda que en un “hogar” donde lo único que quieren es imponer su voluntad a cualquier costo sean hombres o mujeres; viendo la situación de esa manera es preferible esa oscuridad y soledad que te resguarda casi siempre pues nunca ha estado en tus planes seguir órdenes o satisfacer a alguien que no sea tú mismo…ya no. Si de nuevo vuelven a golpearte por preferir esa estadía y no un “cálido hogar” ya viene a darte igual, te has acostumbrado a aquel trato... y de cierta manera es la única cosa que puedes elegir por ti mismo últimamente.  

Entonces sientes el tacto en tu muñeca y todo se va al carajo, la reacción es instintiva, le dices adiós al control que querías tener. Jalas con fuerza para soltarte del suave agarre y te quedas completamente estático por un momento, dándole la espalda aún a tu “amo”, repitiendo sus palabras mentalmente como si fuera algún tipo de eco. —Ya lo sé… ¡Ya lo sé, maldita sea! ¡Siempre ha sido así! —Terminas por gritar enfadado, es demasiado difícil contenerse después de tanto tiempo haciéndolo. Giras de forma brusca para por fin para encararlo y no haces nada más que abrir los ojos con sorpresa, la rabia sigue, pero parece que disminuye un poco. Te quedas en blanco.

Esa expresión…no la esperabas para nada.

Observas su rostro por un momento, el ceño fruncido y aquellos ojos azules y vidriosos casi a punto de llorar. De por si siempre recuerdas esa sinceridad en muchos casos estúpida del rubio, era algo que siempre te habia gustado pues pocas personas la tenían…pero ahora…por alguna razón te hace sentir como lo peor por generarle ese pesar, ¿Ahora el malo quizá eres tú? Tu ceño se frunce notoriamente y casi que dibujas una extraña sonrisa llena de ironía...no, no vas a llorar ¿o si?

Pasas saliva con fuerza y por un momento llegas a dudar, a querer zanjar las cosas y quedarte ahí. Tu corazón late desbocado, te duele y te estresa al mismo tiempo pero logras sacudir la cabeza levemente como si con eso pudieras desechar ese tipo de ideas y sentimientos para volver a ser el de siempre.

—¿Crees que no lo se? Así es como he podido estar en esa tienda por tanto tiempo y sin un amo estable. —Te ves obligado a decirle escupiendo con claro odio el término “amo”. — Y esta no va a ser la excepción, ya te dije que quiero volver a ese lugar y lo voy a hacer aunque intentes detenerme. —Concluyes con un suspiro masajeando el puente de tu nariz. —No quiero verte…como bien dices, te odio, te aborrezco. —Siseas moviendo las orejas hacia atrás, por primera vez te atreves a decir la verdad…a medias. El decir tal cosa es tan solo una pequeña parte del revuelto de sentimientos que eres ahora, pero de momento lo mejor es decir lo más superficial. Aunque vamos, no vas a decir nada más, esta vez te aseguras de abrir la puerta aunque la poca luz que se filtra te daña los ojos.


#1e787a
avatar
Apodo : Ni siquiera se atrevan.
Amo : No recuerdo a ese idiota.
Pareja : No me hagan reir.
Ocupacion : Perder el tiempo, supongo.
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 18/12/2016
Ver perfil de usuario
Felino

Volver arriba Ir abajo

Re: Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Rocinante el Mar Abr 25, 2017 6:58 pm

Las palabras del otro le dolieron mucho, lo sabia Law le odiaba por haberle abandonado, por haberle perdido de su vista, por soltar su mano cuando se distrajo, aun mantenía a este de su mano, no quería que se fuese pero... tampoco quería obligar le a estar a su lado, asi como no deseaba que este tuviese que volver a aquella tienda y ser llevado por alguien extraño. Al ver cómo este reacciona a la luz camina hacia la puerta y la cierra ya que el sol parecía  haber dañado al otro, se queda allí sujetando el pómulo de la puerta, no sabe que hacer o decirle, por alguna razón sentia que si decia algo Law se iria sin importar todo lo que este hiciera para hacerle feliz, Law ya no era aquel pequeño niño que le seguía por la casa al sentirse solito. No era ese pequeño que se subía a sus piernas para ver la tv a su lado, no era ese pequeño que dormía con el cuando tenia miedo.

Rocinante tomó aire y se giro para encarar de frente a Law, era su hijo. Siempre le considero de esa forma, su familia, su única familia por la cual estuvo casi 8 años buscandole, invirtiendo tiempo y dinero para encontrarle, quería sujetarle entre sus brazos. Dio unos pasos hacia este y le termino envolviendo entre estos, aferrándose a este, sin decirle nada en ese momento.

_Aun si me odias... yo te quiero mucho, eres mi unica familia, Law no te vayas por favor, te lo suplico no quiero perderte de nuevo._

Dejo salir aquellas palabras comenzando a llorar, mientras se aferraba a aquel cuerpo adulto.



Rocinante

Rocinante:
Rocinante & Law
avatar
Apodo : Corazón // Cora-san
Esclavo : Lawcito(?)
Pet : Law~
Amo : Ese seria yo~
Ocupacion : Marine - Teniente
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 31/12/2016
Localización : En casa, cuidando de que Law no se pierda
Ver perfil de usuario http://shikaisen.forums.nom.es/t3430-cora-san-id#22767
Amo titán

Volver arriba Ir abajo

Re: Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Law el Mar Mayo 30, 2017 1:01 am

Los verdaderos sentimientos,
fluyen por si solos.
Quieres empujarle, abrir de nuevo la maldita puerta y salir corriendo lo más rápido que permitan tus piernas para alejarte de allí. No quieres verle, no quieres tenerlo cerca y mucho menos pensar en él, a esa conclusión has llegado después de tantos años en ese sitio oscuro y solitario como el mercado negro, ganando con el paso de los días una excusa como el odio para mantenerte a salvo; sin embargo hay algo que te detiene más allá de los brazos que te rodean y te impiden moverte por más sutil y delicado que sea el agarre. Fácilmente que podrías empujarle, golpearle por haberse atrevido a tocarte e insultarlo sacando a flote por fin todo lo que has tenido que pasar por su culpa…pero no, no puedes y te empiezas a odiar por ello.

Te quedas de repente quieto, mirando el pomo de la puerta con ojos grandes y nublados, casi ni le enfocas. Por extraño que parezca no sabes que pensar. Tu salida está ahí, a un par de pasos y movimientos, pero aquello que escuchas te da la sensación de que algo al fondo de tu mente se ha quebrado al hacerlo. Lo repites una y otra vez, hace eco en tu cabeza como si no lo creyeras…y entonces conforme sientes como tu espalda se humedece, ya no puedes ver con claridad absolutamente nada.

—¿…Qué…has dicho? —Te fuerzas a pronunciar correctamente pues sientes un nudo en la garganta. Bajas la cabeza levemente y es como si las fuerzas y la ira se hubieran esfumado al asimilar la situación. —¿Por qué…por qué me haces esto…Cora-san? — Musitas notando como en el suelo repican unas gotas de agua que caen de tu propio rostro, ni te das cuenta que le has llamado de la misma forma en que lo hacías de niño. — Se supone que me abandonaste…eso creí. —Te cubres el rostro con una mano mientras con la otra te apoyas en la puerta.

¿Por qué no puedes odiarle? Se supone que así ha de ser…pero con tan solo escuchar sus lloriqueos no puedes evitar sentirte como la peor persona del mundo al ser el que lo ocasiona. ¿Qué deberías hacer? Sientes como tu corazón repentinamente quiere salirse de tu pecho.



#1e787a
avatar
Apodo : Ni siquiera se atrevan.
Amo : No recuerdo a ese idiota.
Pareja : No me hagan reir.
Ocupacion : Perder el tiempo, supongo.
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 18/12/2016
Ver perfil de usuario
Felino

Volver arriba Ir abajo

Re: Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Rocinante el Mar Mayo 30, 2017 1:32 am

No pudo parar de llorar al momento en que le tuvo en sus brazos, había crecido tanto… ya no era ese pequeño gatito que alguna vez permaneció a su lado, ese pequeño que buscaba llamar su atención y recibir afecto que parecía nunca haber tenido, para Rocinante aquel felino era su todo, enamorado profundamente y perdidamente de su lindura y ternura. Ahora que le tenía en sus brazos podía decirse a sí mismo que Law ya no era un niño, era un adulto, un hombre de buen cuerpo y un temple serio e incluso frio.

Pero pese a todo aun deseaba que se quedara a su lado, que no le desprecie, que no le deje de lado y desaparezca una vez más. No podría sobrellevarlo. Sabía que de primera él había sido el responsable por perderle de vista en su falta de orientación y con lo descuidado que era este, solo le quito la mirada un segundo en lo que compraba un caramelo que el otro deseaba y no volvió a verle, busco por horas hasta que oscureció, a nadie le importaba que un pequeño niño se perdiera, sobre todo si no era su hijo “real” si no una mascota, incluso la policía se mofó diciéndole que si era una mascota con comprar otra bastaba…

Jamás me perdonare el perderte:

Para Rocinante que le tenía a su lado desde que este estaba cachorro era como criarle… criar un hijo.
Law llegó a el siendo un regalo, un hermoso regalo que le ayudo a soportar la soledad, aquel pequeño de solo nueve años, tan delgado, malhumorado y algo testarudo fue lo que Roci necesitó en su vida, para que todo se llenase de colores. Después de todo eran muy diferentes. Conforme pasó el tiempo Law varias veces  le lastimó de una u otra forma pero por alguna razón no se quejaba, no se molestaba, simplemente seguía a su lado, acompañándole y sonriéndole como si no hubiera nada más en el mundo que solo ellos dos.

Tu eres mi alegría:


Varios años pasaron desde que Law había llegado a su vida y este pudo tener la dicha de celebrarle su cumpleaños en dos ocasiones… Dos años maravillosos donde el pequeño amargado ya sonreía abiertamente como debería ser un niño, tan alegre, tan puro… Law le dio sentido a su existencia casi inmortal.

Gracias por ser mi luz:

Ahora luego de 8 años buscándole… Law volvió a llamarle por aquel apodo que el mismo le enseño a que le dijese. “Corazón” se colocó ese mote más que nada por el pequeño gatito que le dio vida a su propio de gris corazón. Law significaba eso para él después de todo.

_Jamás te abandonaría, Jamás dejaría a mi única familia…. Law… no deje nunca de buscarte… por ocho años, por ocho años no deje de buscarte! Eres y serás mi luz en este mundo, eres la razón por la que podía sonreír pese a mi gran soledad_

Le sonríe mientras aun lagrimas bajan por sus mejillas, notando que este también lloraba,<< Tal vez no me odia como pensé. >> Se dijo aferrándose más a este, como si estuviese desesperado por sentir su calor, sentir que por fin estaba entre sus brazos de nuevo.

_... Law, Bienvenido a tu hogar_

Fue lo último que pudo decirle.
avatar
Apodo : Corazón // Cora-san
Esclavo : Lawcito(?)
Pet : Law~
Amo : Ese seria yo~
Ocupacion : Marine - Teniente
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 31/12/2016
Localización : En casa, cuidando de que Law no se pierda
Ver perfil de usuario http://shikaisen.forums.nom.es/t3430-cora-san-id#22767
Amo titán

Volver arriba Ir abajo

Re: Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Law el Jue Jun 08, 2017 6:00 pm

Dudas que carcomen,
Dudas que deben ser despejadas.
De repente el nudo en la garganta empeora. Las palabras no salen, ni los insultos ni los lloriqueos ni nada…es como si por ese momento hubieras olvidado como articular una oración coherente o siquiera un balbuceo. Parpadeas una y otra vez con rapidez, teniendo pequeños espasmos por obligarte a no derramar más lagrimas…pero es que no puedes, es como si hubieras perdido el control de ti mismo en el momento exacto en que aquel hombre te aprisionó entre sus brazos. ¿Por qué? Deberías estar furibundo y golpeándole por todo lo que te hizo pasar.

La idea de irte repentinamente queda al fondo de tu mente, profunda y casi olvidada al escucharle lamentarse con tanto sentimiento que te hace sentir miserable por haber dudado de él por tantos años; ¿Pero cómo no hacerlo? Todos los que se encontraban en esa maldita tienda te repetían una y otra vez que tu supuesto amo se había aburrido de ti, que te reemplazaron, que eras basura y una infinidad de cosas más. Lo dijeron tantas veces que al final terminaste por creerles en un intento por olvidarlo y continuar.

Ahora, con las lágrimas corriendo desesperadas por tus mejillas no logras más que quedarte quieto, sintiendo como el cálido cuerpo se aferra al tuyo sin dudar ni un momento en soltarte…aquello hace querer pedirle disculpas por como lo trataste anteriormente, pero no, aun tienes que saber un buen par de cosas y por ello tan solo respiras profundo cerrando los ojos y suspiras con fuerza. De alguna manera aún le reniegas, es imposible olvidar todo ese rencor de un momento a otro, es natural que aunque no puedas perdonarle si quieras enterarte al menos de todo lo que sucedió…será difícil encararle pero debes hacerlo aunque te cueste, de ello dependen muchísimas cosas.

Con lentitud empujas la puerta hasta cerrarla, limpias todo rastro de agua en tu rostro como si estuvieras avergonzado de ello y ladeas un poco la cabeza, lo suficiente para verle por sobre el hombro. Al menos eres bueno para aparentar una imagen llena de seriedad a pesar de todo.  

—M…me… me has perdido…—Recalcas en voz baja frunciendo el ceño por cómo te escuchas a ti mismo de lamentable. — Sabes que no puedo perdonarte ¿Verdad? No importa las circunstancias…—Te remueves un poco para indicarle que quieres voltear y encararlo. —Eres un idiota…pero…quiero escuchar. — Le dices mordiéndote el interior de la mejilla. No sabes lo que puede llegar a decir ni lo que sucederá, de momento tan solo tienes la idea establecida de no volver más a ese asqueroso lugar…

Aunque si lo que dice no es de tu agrado te irás…o eso crees.


#1e787a
avatar
Apodo : Ni siquiera se atrevan.
Amo : No recuerdo a ese idiota.
Pareja : No me hagan reir.
Ocupacion : Perder el tiempo, supongo.
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 18/12/2016
Ver perfil de usuario
Felino

Volver arriba Ir abajo

Re: Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Rocinante el Vie Jul 28, 2017 2:05 pm

Cuando Le dijo que le perdió y que no le perdonaría, sintió su mundo desmoronarse, ser odiado por quien más amaba era lo que más dolor podía golpear su pecho, su corazón parecía que fuese a detenerse y el mismo dejo de respirar… Todo aquello en cuestión de segundos antes de terminar de escuchar lo que decía. “Quiero escucharte” Aquello pareció darle vida a Rocinante dejando salir una hermosa sonrisa cuando se separó de este y dejo de atosigarle con su presencia. Le indico con su mano el ir a la sala de estar donde pudiesen hablar un poco más a detalle de lo que deberían hacer en ese momento y claro esta no tenía problema con ello estaba consiente que el diría la verdad, jamás mentía igual, una vez ambos estuvieron sentados en sillones diferentes este contemplo una vez más a Law, era un adulto… un adulto que hubiese deseado creciera bajo sus cuidados y protección como le prometió hace tanto pero con saber que fue el quien rompió su promesa no tenía palabras para este.

_ Sé que cuando eras pequeño fui yo quien te lleno de sueños y esperanzas en este mundo cuando llegaste a mí, te prometí ser tu familia, cuidarte y protegerte hasta el final ser aquel que jamás te traicionaría o abandonaría… Incluso te hice firmar un contrato ya que no me creías y deseabas verle escrito o no pararías de llorar –divaga un poco en su recuerdo-… Bueno como decía yo sé que… Fui yo quien rompió ese juramento de devoción que ambos firmamos, fui yo quien soltó tu mano en la plaza… Fui yo y mi torpeza el que te condujo a eso… Solté tu pequeña mano cuando siempre era consiente que la sujetaba entre la mía –mira sus propias manos y sujeta con fuerza aquella que sabía que era la que soltó la manito de Law.- No me fije cuando dejaste mi lado hasta que vi unos globos y recordé que tu orgullo no te dejaba pedirlos pero siempre los mirabas deseando uno… Cuando lo compre y me gire tú ya no estas, comencé a buscarte por todos lados pero no estabas  y nadie quería ayudarme a buscar a… una mascota perdida, aun cuando les dije que eras mi hijo yo…_

Muerde sus labios y cubre su rostro con sus manos, se sentía tan molesto consigo mismo y aquella sociedad que abandonaba a seres que caían en las manos de los contrabandistas y se volvían “esclavos o mascotas” de otros por capricho y sentirse superiores, Law era su hijo adoptivo así es como lo tenía en su mente.

_Use mis cualidades como Marine para buscarte por todo ese tiempo pero los contrabandistas movían su mercancía demasiado frecuente y sin apoyo de nadie más era difícil moverme como quería… -“además de que soy un titán y no me es fácil con mi altura en el mundo humano” pensó este al recordar que eran 3 metros de altura en aquella forma humana- Sabían que les buscaba y por 8 años me mantuvieron a raya hasta que por fin escuche que tenían a un guepardo por ser subastado en el mercado negro… Me arriesgue a irte a buscar a la tienda antes de que fueras a la subasta si los esclavos llegan a ese punto es porque… los venden por pedazos. –Le explica a Law lo que hubiese pasado.- Un esclavo que tiene tanto tiempo en el mercado y no es rentable su cuidado lo venden como una pieza de carne y venden sus extremidades a las razas como los Ghoul. Es por ello que aun cuando sabía que mi niño se había perdido hace tanto yo aun asi no podía dejar de creer en que estuvieses vivo, que… Te vería de nuevo sano y salvo. Al encontrarte realmente siento que Atlas de protegió para volvernos a ver. Estoy tan feliz de que sigas vivo Law._



Rocinante

Rocinante:
Rocinante & Law
avatar
Apodo : Corazón // Cora-san
Esclavo : Lawcito(?)
Pet : Law~
Amo : Ese seria yo~
Ocupacion : Marine - Teniente
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 31/12/2016
Localización : En casa, cuidando de que Law no se pierda
Ver perfil de usuario http://shikaisen.forums.nom.es/t3430-cora-san-id#22767
Amo titán

Volver arriba Ir abajo

Re: Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Law el Miér Ago 02, 2017 1:26 am

Recuerdos que no se olvidan.
Sean buenos o malos.
Suspiras; no una, ni dos, sino tres veces. No te das cuenta de ello, tan solo…te quedas mirando por un momento el suelo, moviendo las orejas por completo hacia atrás mientras avanzas de nuevo al interior del lugar y te sientas cansado en uno de los sillones; parece que toda la situación de repente hace un peso terrible sobre tus hombros, incluso más que antes, pero es necesario. No subes la mirada, te encorvas un poco hacia adelante y ocultas el rostro entre tus manos. No sabes si ese gesto demuestra lo agotado que estas, pero ya ni te interesa. Necesitas despejarte.

—… —Guardas completo silencio y subes las orejas. Le escuchas y mientras lo haces tan solo observas su porte cada tanto, como demostrando que aún estas medio reacio por todo, aunque claro, toda esa “dignidad” no es más que un disfraz que te obsequia tu orgullo. Cada palabra que dice la repites, la piensas y la analizas; te sorprende que pueda recordar tantas cosas y con tanto detalle…y entonces crees que es imposible que las recordara si en verdad te hubiera abandonado por desprecio.

Tu perspectiva empieza a cambiar muy lentamente. Apenas es una pequeña lucecita que se ha encendido sobre una inmensa oscuridad…pero por algo se empieza.  

Cuando termina de hablar cierras los ojos suspirando de nuevo, parece que tu ánimo escapa con cada exhalación. Te reincorporas y subes la mirada gris hacia aquellos ojos cálidos, te tomas tu tiempo. —Recuerdo ese contrato…—Empiezas a decir separando lentamente los labios al tiempo que  ladeas la cabeza para apoyarla sobre el espaldar del sillón. —Y…demonios, recuerdo esos malditos globos también. —Arrugas un poco la nariz y asomando el par de colmillos dejas escapar una corta sonrisa llena de amargura y nostalgia. Podrías empezar recordando, eso te ayudará un poco ¿no? —Esos globos no los pedía por cuestiones de orgullo…tan solo no quería ser tan “mimado” —Tuerces un poco la boca hacia abajo al tener que confesarlo. Se te hace extraño comentarlo después de tantos años.

—Yo…me distraje también. Uno de esos globos se había soltado y volaba a saber dónde. Era rojo, creo…no sé. —Dices sin pensar demasiado, supones que necesitas darle también una explicación. —Quería atraparlo, así de simple. Corrí, salté, me aleje y cuando me di cuenta estaba por completo solo… Me maldije por mucho tiempo el haber hecho esa estupidez. —Pasas las manos por tus rodillas un buen par de veces. Parpadeas con rapidez y sientes como la tensión vuelve. No quieres eso.

—Ya…está bien, está bien…—Te interrumpes levantando suavemente una mano. No quieres hablar de eso…no quieres recordar lo que pasó después de que te perdieras. Te lastima demasiado y la fugaz expresión que cruza tu rostro así lo dice. —Yo…no sé por dónde empezar. — Resoplas mirando hacia un lado de la sala, y no mientes hasta que una simple idea cruza tu mente. —Es un poco incomodo pero...ah, al diablo.—Sueltas un gruñido de molestia y te levantas casi de un brinco. Te molesta tu propia actitud, cabe aclarar...no te agrada estar tan decaido, sumiso. —...Puedo empezar por esto...de momento. —Y sin más, das un par de zancadas y estirando los brazos le aferras por el cuello, escondiendo el rostro sobre su hombro mientras tus orejas vuelven hacia atrás.


#1e787a
avatar
Apodo : Ni siquiera se atrevan.
Amo : No recuerdo a ese idiota.
Pareja : No me hagan reir.
Ocupacion : Perder el tiempo, supongo.
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 18/12/2016
Ver perfil de usuario
Felino

Volver arriba Ir abajo

Re: Ashes (Priv. Rocinante)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.